¿Cómo prepararse para una cirugía ocular?

A día de hoy, la evolución de la cirugía ocular hace posible que podamos ofrecerle a nuestros pacientes excelentes resultados y la alta seguridad de recuperar su calidad de vida y salud visual al ponerse en nuestras manos, sin tener que preocuparse prácticamente por ninguna molestia pre y postoperatoria.

No obstante, para que esta intervención quirúrgica se lleve a cabo de la mejor manera posible, existen unas medidas mínimas a tener en cuenta. Como oftalmólogos en Pontevedra con una amplia trayectoria, desde Millán + Martínez Oftalmología Médico-Quirúrgica te brindamos información al respecto.

Consejos prácticos antes de la cirugía

Antes de llevar a cabo la cirugía, es importante que en la consulta con el oftalmólogo el paciente le informe de los medicamentos que esté tomando, así como también de cualquier enfermedad que padezca o alergias. De la misma forma, es fundamental que se respete la toma de los medicamentos que paute el profesional y se restrinja la toma de aquellos que indique tanto el oftalmólogo como el anestesiólogo.

En caso de tener que cancelar la cirugía por algún motivo, se debe de avisar al especialista con la máxima antelación posible para su reprogramación.

Consejos para el día de la cirugía

Recomendamos acudir a la clínica acompañado por algún familiar, puesto que no podrás conducir durante el viaje de vuelta a casa. El día de la intervención es crucial seguir todas las pautas que te indique el oftalmólogo y los demás profesionales de nuestra clínica oftalmológica en Pontevedra. El paciente debe realizar su aseo personal de forma habitual y se recomienda que el día previo a la cirugía procure lavarse la cabeza para no tener que hacerlo así el propio día de la intervención o el posterior, ya que el uso del champú puede provocar irritación en los ojos.

Es importante que te presentes a la hora indicada para la cirugía ocular, que vengas con ropa cómoda y sin maquillaje o esmalte de uñas. Tampoco debes llevar joyas y retira las lentillas, en caso de uso habitual, antes de presentarte en nuestro centro.

Si presentas alguna molestia antes de la cirugía (fiebre, tos, gripe…), debes informar a la llegada de la clínica, para valorar si se debe cancelar la intervención.

En caso de procesos específicos, puede indicarse una solución para la higiene de los párpados o colirio, en cuyo caso, te explicaremos su forma de empleo.

Consejos tras la intervención
Tras la cirugía
  • No debes frotarte los ojos operados. Si lagrimean, sécalos con una gasa estéril lejos del ojo, sobre la mejilla.
  • Evita los golpes sobre el ojo y movimientos bruscos.
  • Es normal notal algún moratón o derrame en el ojo operado.
  • Llama al teléfono de la clínica y urgencias 986 853 308 en caso de: dolor, secreciones abundantes, mayor enrojecimiento o disminución importante de la visión.
En los días próximos
  • Por la mañana al levantarse, si tienes los ojos pegajosos, puedes utilizar suero fisiológico para lavarlos.
  • Desde el segundo día, posterior a la intervención, podrás lavarte la cabeza. Si te picasen los ojos por el jabón, no te los rasques. Utiliza lágrimas artificiales y espera a que mitigue.
  • No te debes pintar la raya del ojo o aplicar maquillaje en ellos hasta pasadas 2 semanas.
Tras semanas
  • Algunos pacientes presentan brillos nocturnos que van cediendo.
  • Puedes hacer deportes en los que no hay contacto (gimnasia, carrera…). Si practicas deportes de contacto o natación, utiliza gafas protectoras.
  • Pasadas dos semanas, podrás bañarte en la piscina o en el mar y meter la cabeza bajo el agua.
¿Tienes alguna duda?

Por supuesto y lo más importante: si tienes alguna duda sobre la cirugía ocular o inquietud, no dudes en consultarla con nuestros oculistas. En Millán + Martínez Oftalmología Médico-Quirúrgica queremos que te encuentres tranquilo y seguro cuando te pongas en nuestras manos.

Pide cita en Millán + Martínez.
  • Category :
  • Type :