¡Libérate de tu graduación! Conoce las lentes ICL

Dr. Alejandro Millán

«En mi experiencia de más de diez años con esta lente, he comprobado que los pacientes obtienen unos resultados excelentes, se sienten liberados».

¿Qué son y qué corrigen estas lentes?

Las lentes ICL llevan años en el mercado, son lentes que se implantan para la corrección de la miopía, hipermetropía y/o astigmatismo dentro del ojo. Nosotros llevamos implantándolas muchos años en pacientes con gran seguridad y éxito.

Para un paciente que ha dependido toda su vida de gafas o lentillas es una liberación operarse con Lentes ICL, abrir los ojos y encontrarse viendo el mundo supone un gran cambio en su vida por ello cada vez la demanda es mayor, el paciente quiere alternativas fiables para una mayor autonomía visual.

¿Para qué pacientes recomiendas las lentes ICL?

Los candidatos a esta intervención van desde los 20-21 años hasta 50 años, con graduaciones estables y orientada a todos los defectos refractivos: miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Se realiza previamente un estudio exhaustivo para ver que cumpla con todos los parámetros oculares para que el resultado sea del todo satisfactorio.

Es muy importante escuchar al paciente, valorar sus demandas, explicarle las opciones de tratamientos alternativos y resolver sus dudas, para mi es fundamental establecer un vínculo de seguridad y confianza.

¿Cómo es la cirugía?

Desde el punto de vista quirúrgico es una cirugía sencilla y corta siempre realizada por un profesional altamente cualificado y con experiencia en estas intervenciones. No requiere hospitalización, es ambulatoria y dura menos de 15 minutos. Generalmente hacemos un ojo y al cabo de una semana se opera el segundo ojo, siempre con anestesia local. La recuperación de la visión es prácticamente inmediata.

En la primera semana el paciente ya puede alcanzar su mayor agudeza visual. Desde el punto de vista oftalmológico, es reversible, ya que la lente puede ser explantada en cualquier momento.

¿Por qué recomienda lentes intraoculares para sus pacientes?

Llevo implantando este tipo de lentes muchos años, siempre busco dar la mejor opción a mis pacientes y eso pasa por abrir el abanico de posibilidades de tratamiento, buscando la mejor opción .

En este tiempo he podido evaluar los resultados y la satisfacción que experimenta el paciente, la calidad de visión con esta lente es excelente. Además, es un procedimiento muy conservador, no estamos quitando nada del ojo ni alterándolo, sino introduciendo por detrás de la córnea un lente y todo en un proceso reversible. Por tanto, puedo afirmar que es una cirugía muy fiable y segura. Esto es muy importante sobre todo en pacientes con correcciones elevadas, que además son los que obtienen mayores beneficios.

Nosotros no indicamos cirugía refractiva corneal como el láser en pacientes por encima de siete u ocho dioptrías o pacientes con problemas de ojo seco. Por lo tanto, con ella también damos solución a estos pacientes.

¿Por qué les cambia la vida a estos pacientes?

Son pacientes que dependen de gafas con una graduación elevada, tras la cirugía se sienten impactados de poder realizar todas sus actividades cotidianas viendo con la misma calidad e incluso mejor que con sus antiguas gafas. Es para la mayoría de ellos como lo mejor que han hecho en su vida.

¿Qué beneficios tiene frente a otros procedimientos?

Esto depende del paciente y del caso, por la experiencia que tenemos operando pacientes de cirugía refractiva sabemos que lo importante es seleccionar muy bien a cada paciente e indicarles y aconsejarles cuál es en su caso la mejor técnica quirúrgica y por qué se aconseja operar con esa técnica.

Pero el beneficio más importante del implante es estas lentes es la reversibilidad. Es una lente que puede extraerse, esto da mucha tranquilidad y confianza al paciente. Otros procedimientos que moldean la córnea con láser no son reversibles. A mayores es buena candidata para pacientes con cuadros de ojo seco.

¿Por qué son menos conocidas que el láser?

Gran cantidad de población presenta casos de baja miopía, hipermetropía o astigmatismo, en estos casos el tratamiento de elección para nosotros es la cirugía corneal con láser y esto hace que no sean mayoritarias.

Pero el implante de esta lente permite corregir muchísimos defectos refractivos con una gran calidad de visión y en mi experiencia como cirujano puedo decir que esta cirugía presenta el mismo grado de dificultad que las cirugías consideradas más sencillas por la gente, como puede ser el láser, y les explico que la técnica no les va a doler absolutamente nada, van a recuperar la visión muy rápidamente y que tiene la ventaja de que es reversible.

Además, en nuestro centro ofrecemos un proceso continuo en todas sus etapas desde la planificación preoperatoria en consulta, el acto quirúrgico y las revisiones postoperatoria al contar con área quirúrgica propia para atender mejor las necesidades de nuestros pacientes y aumentar su confort en un entorno seguro.

Apostamos por un servicio altamente exclusivo y personalizado donde conocemos al paciente, le escuchamos y analizamos su caso y sus expectativas. Queremos siempre encontrar la mejor solución. Nuestro éxito profesional es ver la satisfacción de nuestros pacientes.

Más infoLENTES ICL

  • Category :
  • Type :